miércoles, marzo 11, 2009

PARA EL ANONIMO RM.

No estoy para juegos infantiles, el ultimo comentario te lo he rechazado como lo seran los proximos siempre que no hables claramente.

Pero ya para quitarte ilusiones te dire que si Pablo ha roto alguyna lanza en favor de Manon o Lupimon no ha demostrado nada mas que tener el compañerismo profesional que ellos no tuvieron con el cuando el lobby del que forman parte intentaron destrozarlo a treves del Chofre.

Osea que por mi lo que haya manifestado Pablo si es que ha manifestado algo sobre el tema es valido, pues es compañero de sus colegas aunque no le paguen con la misma moneda.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Anda, lee esto:
http://www.toroprensa.com/2009/03/dos-gestos-toreros.html

R.M.

plightho dijo...

http://www.toroprensa.com/2009/03/dos-gestos-toreros.html?showComment=1236674760000#c3752693695542019091

Pablo G. Mancha dijo...
Talibán, Diógenes taurino, o Carlos Carbonell... Como ves yo nunca comento en tu blog ni aspiro a que me defiendas ni a que me insultes. Tampoco acepto que me des ningún tirón de orejas ni me digas de quien tengo que ser amigo o no. Una cosa tengo clara al respecto: a ti no te quiero ni como amigo ni como defensor de mis postulados porque viendo tus artículos he aprendido de ti que sólo utilizas la descalificación personal de la peor especie para dar contenido a tus escritos, la mayoría de las veces tan infumables, espesos y lamentables como repletos de faltas de ortografía.

Es más, como veo que ahora insultas y desprecias a Paco March de una manera absolutamente indecente, más me identifico con él, tanto por la labor que está realizando en Cataluña en defensa de la fiesta de los toros como por su dignificación de la profesión de periodista taurino, libre e independiente. Sus crónicas en La Vanguardia son un ejemplo de coherencia periodística y como, además, ha colaborado conmigo en diferentes programas de radio, sé perfectamente de su independencia profesional, de ese decir las cosas claras al lucero del alba.

Desde luego, no voy a entrar en tus descalificaciones personales hacia él porque no me interesan y porque además son ridículas.

Tú, Talibán, sigue a lo tuyo: insultar, creerte mejor que todo el mundo, despreciar lo que no conoces y colocarte siempre a la altura del barro. Sabes que no me va a temblar el teclado, que no me vas a acongojar por mucho que me descalifiques a mí o a algún amigo mío, incluso cuando descalificas a personas a las que me he enfrentado me solidarizo con ellas por el despreciable método que utilizas para ello.

No quiero que me defiendas; es más cuando alguien como tú me defiende, (si es que alguna vez lo has hecho) me doy cuenta de que como un día me dijo Agustín García Calvo en una entrevista: "Muchos de los que me defienden no los quiero ni como amigos".

Un saludo

martes, 10 marzo, 2009

EL CABALLERO NEGRO dijo...

Os contesto en post.